SANGRE EN LAS CALLES

Por desgracia, tal y como ha venido sucediendo a lo largo de toda la historia conocida de la humanidad, se necesita un triste y lamentable aliciente para que las personas reaccionen y luchen por sus v..

Por desgracia, tal y como ha venido sucediendo a lo largo de toda la historia conocida de la humanidad, se necesita un triste y lamentable aliciente para que las personas reaccionen y luchen por sus vidas.

Es triste,muy triste el ver como los acontecimientos se suceden uno tras otro sin que nada ni nadie les ponga freno. Nuevas normas de conducta social desnaturalizándonos, arrebatándonos nuestra esencia humana, privándonos de sentir. Bueno, sentir si sentimos, o mejor dicho, sienten algunos, pero miedo es lo que logran percibir. Ese miedo que se agarra a sus venas como un cubito de hielo a la pared del frigorífico y cuesta despegar. Finalmente, se hace parte de uno y se acostumbra a vivir con ello.

Eso es lo que quieren, que las personas se acostumbren a estas locas nuevas medidas impuestas por los gobernantes en todo el mundo, riéndose en nuestras caras. Y aquellos que osemos salirnos del camino, seremos confinados como apestados, como desertores de la "buena sociedad". Peligrosos viandantes que perturban la tranquilidad de los tiernos corderos que a diario son sacrificados sin ni tan saquiera ellos saberlo.

La sanidad, el supuesto virus y su mortal enfermedad, se han convertido en la moneda de cambio de las élites, nosotros sus estúpidos esclavos y adoctrinados televidentes, sencillamente somos parte de la grasa que hace que su maquinaria de poder, ego, terror y miseria para todos menos para unos cuantos, siga funcionando.

Pero lo peor de todo es ver como la población se deja hacer de todo, absolutamente de todo.

Hoy es 16 de febrero de 2021 y las cosas no mejoran por más que mire la prensa internacional o los diversos canales de información en grupos de "disidentes", "conspiranóicos", "negacionistas", como ellos nos llaman. No, todo sigue igual y peor. Acabará el mes de febrero y lamentablemente se acabará aprobando la famosa ley sanitaria en Galicia si nada lo impide. Y si es así, se aplicará a nivel nacional. 

Sangre en las calles es lo que necesita ver la gente para finalmente despertar de esta estupidez que han mamado durante todo un año??? Sangre???? 

Si la historia sigue avanzando igual, por desgracia sí. Será necesario que muchos sean los que pierdan la vida para que otros pocos empiecen a vivir. Si con ello se logra que toda la población por fin despierte, pues.... Lamentable sacrificio de vidas se van a perder hacia el camino de la verdad.

 

 

0 Comentarios
No se encontraron comentarios